Blog

 

En nuestro BLOG conseguirás siempre información importante, util e interesante del medio inmobiliario

(0 votos)

El uso de cámaras de vigilancia en las comunidades de vecinos

El uso de cámaras de vigilancia en las comunidades de vecinos

Las cámaras privadas para vigilancia pueden ser colocadas desde mirillas, pasillos, garajes, hasta zonas comunes en comunidades de vecinos o viviendas unifamiliares adosadas, ventanas o portales.

Sin embargo, el tratamiento individualizado de las imágenes pone en juego dos cuestiones fundamentales:

1 El uso que se le podrá dar a la grabación resultante. No se puede grabar bajo cualquier excusa. El artículo 11 de la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que «No surtirán efecto las pruebas obtenidas, directa o indirectamente, violentando los derechos o libertades fundamentales».

2  Puede haber responsabilidades administrativas, civiles e incluso penales para los casos más graves (los delitos contra la intimidad o el derecho a la propia imagen castigados por los artículos 197 y siguientes del Código penal), simples ilícitos administrativos (sanciones impuestas por la Agencia Española de Protección de Datos por vulneración de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal) o incumplimientos civiles. 

Cámaras de seguridad para comunidades de vecinos: Videovigilancia.

La videovigilancia en una comunidad de vecinos es la instalación de cámaras en los elementos comunes del edificio con el fin de mejorar la seguridad dentro del mismo.

Es de vital importancia, como ya hemos visto, compatibilizar siempre seguridad y vigilancia con los derechos fundamentales, como el derecho a la propia imagen y el derecho a la protección de datos.

Para garantizar los derechos de las personas cuyas imágenes son tratadas por medio de la videovigilancia, la Agencia de Protección de Datos publicó la instrucción 1/2006. Esta instrucción va dirigida al tratamiento de imágenes de personas físicas identificadas o identificables con fines de vigilancia a través de sistemas de cámaras y videocámaras, entendiendo por tratamiento no solo la grabación sino también la captación, transmisión, conservación y almacenamiento de imágenes, incluida su reproducción o emisión en tiempo real. 

¿Cuántos votos son necesarios para la instalación de cámaras de vigilancia en una comunidad?

La comunidad de vecinos deberá contar con el voto de las 3/5 partes de la totalidad de los propietarios, así lo recoge el Artículo 17.3 de la Ley de Propiedad Horizontal.

No obstante, si la instalación de las cámaras supone un complemento al servicio personal de seguridad existente ya en la finca (vigilantes de seguridad privada, controladores, etc.) será suficiente el acuerdo por mayoría simple. 

¿Y qué pasa después de la instalación de las cámaras?

Una vez aprobado el presupuesto de la instalación de las cámaras de seguridad, hay que definir el protocolo, quién recibe las imágenes, dónde se graban y quién las custodia.

El Protocolo establecido debe cumplir con la Ley de Seguridad Privada y con la Ley Orgánica de Protección de Datos:

  • El grabador deberá tener una ubicación en lugar protegido.
  • Las grabaciones deben realizarse en modo local.
  • El acceso a la grabación deberá tener una contraseña.
  • Solo la persona autorizada y designada por la comunidad podrán acceder a la visualización y recuperación de imágenes.
  • Cada dos años debe realizarse una auditoria de sistemas y procedimientos, como indica el reglamento de la LOPD.
  • El grabador no podrá contener imágenes de más de 30 días. 

Por otra parte, las obligaciones de una comunidad equipada con videovigilancia y grabación de imágenes son:

  • Colocar en zonas videovigiladas un distintivo informativo.
  • La persona o entidad que prevea la creación de ficheros de videovigilancia deberá notificarlo previamente a la Agencia Española de Protección de Datos para su inscripción en el Registro General de la misma.
  • Tener a disposición de los interesados impresos en los que se detalle la información prevista en el artículo 5.1 de la Ley Orgánica 15/1999.
  • El alta de las comunidades debe ser complementada obligatoriamente con la elaboración del Documento de Seguridad. 

De acuerdo con el Reglamento General de Proteccion de Datos (RGPD) no es necesario el consentimiento de las personas cuya imagen es captada por la video cámara, si bien es necesaria una base legítima, que en los casos de la seguridad de una instalación privada, por ejemplo será el interés legítimo del responsable.

(Fuente vivados.com)

Visto 150 veces Modificado por última vez en Martes, 12 Marzo 2019 12:34

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies POLITICA DE COOKIES