Blog

 

En nuestro BLOG conseguirás siempre información importante, util e interesante del medio inmobiliario

(0 votos)

Quién se hace cargo de las humedades en un piso de alquiler?

¿Quién se hace cargo de las humedades en un piso de alquiler?

En qué casos debe pagar la reparación el casero y en qué situaciones el inquilino. ¡Te sacamos de dudas!

Esta es una pregunta muy recurrente: ¿quién se encarga de pagar las reparaciones por humedades en un piso de alquiler? Contar con humedades es más común de lo que crees, y es que este es uno de los problemas más habituales en las viviendas. De hecho, según los últimos datos proporcionados por el sector seguros, una de las coberturas más utilizadas del hogar son los daños producidos por agua: humedades, goteras…

Si eres inquilino de un piso de alquiler, es posible que no tengas claro si te va a tocar costear la reparación o bien es el propietario el que debe acarrear con este gasto. Debes saber que todo depende del tipo de humedad: no es lo mismo una humedad accidental, que una humedad por mal estado. ¡Sigue leyendo y sal de dudas!

¿Quién paga las humedades accidentales?

Las humedades accidentales son aquellas provocadas por una fuga en una tubería o por una inundación de un piso superior, por ejemplo. Lo más común es encontrar perforaciones en las tuberías, un problema que tiene fácil solución: reparar el daño en la tubería sustituyendo la pieza rota y sellando la fisura.

¿Pero quién paga en este caso? Le tocará pagar al causante del daño. Por ejemplo, si el vecino de arriba hace obras en su vivienda, ocasiona daños en las tuberías y, a partir de ahí, encuentras humedades en casa que vienen ocasionadas por esta rotura, el que debe abonar el coste de la reparación es el vecino.

Si la humedad la causa el vecino, este será el responsable de asumir los gastos de la reparación

Si nosotros fuéramos los causantes de las humedades, seríamos quienes deberían hacerse cargo de los arreglos. Por esa razón, en estos casos, siempre es recomendable que tanto el propietario como el inquilino cuenten con protección: el primero con seguro de vivienda y el segundo con un seguro de responsabilidad civil contra terceros.

Es más habitual de lo que creemos tener problemas en casa, tales como humedades, incendios, daños por humo… Estar cubiertos y protegidos nos da un mayor confort y seguridad como inquilinos, ya que no tendremos que pagar costosas reparaciones si hubiera problemas.

¿Qué hacer si el daño lo causa el vecino?

Si tienes bastante claro que el causante de la humedad en tu vivienda proviene del piso de arriba o de al lado, lo normal es que avises al propietario de la vivienda para que este pueda solucionar el problema hablando con el vecino y confirmar que tiene un seguro de daños.

Recuerda que debes avisar lo antes posible. Una pregunta que podrían hacerse muchos inquilinos es «¿podría el dueño quitarme parte de la fianza por no haber avisado de la humedad del vecino?» La respuesta es no, aunque cosas peores se han visto. El dueño del inmueble es el responsable de mantener el buen estado de la vivienda y reclamar al vecino, pero si te puedes ahorrar este mal trago y avisar cuanto antes al casero, mucho mejor.

Si el daño lo debe asumir la comunidad de vecinos porque las humedades están causadas por el deterioro del edificio, también será el propietario el que deberá gestionar el asunto. En muchos casos, las obras de conservación y mantenimiento del edificio provocan problemas de estas características, una reparación que deberá afrontar la comunidad, tal y como establece el artículo 10.1 de la ley de propiedad horizontal.

¿Y las humedades por mal estado?

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), las obras de conservación o mantenimiento las debe llevar a cabo el propietario. Eso es que, por ejemplo, las humedades por deterioro del edificio por lluvias o de la fachada las debe asumir el propietario de la vivienda o la comunidad de vecinos.

El propietario es, tal y como establece la LAU, el responsable de realizar todos los arreglos o reparaciones que sean necesarios para mantener el buen estado de conservación de la vivienda y su habitabilidad. No obstante, hay que dejar una cosa clara: cuando el daño se ha ocasionado por un mal uso o daño intencionado por parte del inquilino, es este el que debe acarrear con el coste de la reparación.

El propietario debe pagar los gastos de mantenimiento y conservación de la vivienda para asegurar su habitabilidad

Además, si el propietario está obligado a realizar una reparación por humedades, no tiene derecho a elevar el precio de la renta para hacer frente al gasto.

Otras pequeñas averías como las bombillas fundidas, las reparaciones de persianas o todo aquello que pueda estar estropeado por el uso de la vivienda, serán responsabilidad del inquilino.

(fuente fotocasa.com)


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/valencia/public_html/templates/jdboston/html/com_k2/blog/item.php on line 272
Visto 40 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Junio 2022 09:18

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies POLITICA DE COOKIES