Blog

 

En nuestro BLOG conseguirás siempre información importante, util e interesante del medio inmobiliario

Mostrando artículos por etiqueta: casa

Los ruidos que puedes sufrir en casa y cómo acabar con ellos de una vez por todas

Si vives en un piso, sabrás de lo que estamos hablando: ya no es que oigas los tacones de la vecina de arriba, o el arrastrar de muebles, o la ducha de los de abajo… ¡es que incluso te llegan los ronquidos de tu vecino del 4º A por las noches!

¿Tiene solución? Por suerte la respuesta es 'sí', y sin cambiar de casa. Simplemente habrá que 'tunearla' en función de lo que más necesites. “Entre los ruidos más molestos están, y por este orden, el tráfico de la calle, las conversaciones de los vecinos, las pisadas y movimientos de muebles en pisos superiores, la música y sonido de televisión de viviendas vecinas y finalmente, las cisternas y tuberías de bajantes”, comenta Pablo García, de Atrezo Arquitectos.

Cada edificio tiene unas características técnicas y constructivas por lo que no hay una solución común al problema. Cuando se hace una intervención integral y completa en todo un edificio la eficacia es mayor que viviendas aisladas, pero cuando no hay acuerdo mejor reducirlo en la medida de lo posible”, añade.

El ruido se manifiesta en nuestras viviendas de dos formas: como ruido aéreo y ruido de impacto-vibraciones. Hay algunos ruidos que podemos solucionarlos desde dentro como receptores del sonido y otros que deberán ser minorados desde fuera, por los emisores del ruido.

“Para aislar la vivienda del ruido exterior normalmente no hace falta actuar sobre los muros, con cambiar las ventanas es suficiente. Eso sí, deben aislar al menos 30 dBA. Unas ventanas con medidas estándar de 1,20 x 1,00 de PVC cuestan aproximadamente 180 euros”, aclara. Hay otra alternativa: “Si optamos por aumentar el aislamiento de los cerramientos de fachada rellenando la cámara de aire por inyección con espuma de poliuretano de baja densidad, saldría unos 10€/m2, que para un piso de 60m2 supondría un coste aproximado de 300 euros”.

Pero vayamos a un ejemplo práctico de este tema: los ronquidos del vecino del 4º A. “Para aislar las paredes lo ideal sería demolerlas y construirlas de nuevo, con especial atención a los encuentros con suelo y techo, donde se tiene que colocar una banda de polietileno. Pero sabemos que en la mayoría de los casos no es posible. Así que la solución más viable es un trasdosado a la pared existente. Un trasdosado consiste en una estructura de yeso laminado de 50 mm con lana y 40 mm de lana de roca, añadiendo una membrana acústica que es una lámina bituminosa de alta densidad de de 4 mm. Con este sistema hemos perdido 5 cm en cada habitación pero hemos aislado hasta 60dBA. El precio aproximado es de 35 euros/m2, que para una vivienda de 60m2 podría suponer un coste de 600 euros”, detalla el arquitecto.

Pero cuando no son los vecinos, son las bajantes de los baños: “Las bajantes también se pueden aislar. La solución consiste en adherir una banda elastomérica de alta de 3,9 mm de espesor. El precio rondaría unos 15 euros por cada metro que aislemos, a lo que hay que añadir las aperturas y cierres que se tengan que realizar en los falsos techos o cerramientos. Estimamos que, para una vivienda de 60 m2, podría suponer unos 340 euros aproximadamente”.

Otras soluciones que pueden ayudar son iniciativas en cada vivienda como paneles absorbentes o alfombras y moquetas. “Se tratan de medidas para emitir menos decibelios, nunca para aislarnos del que recibamos”, finaliza.

En todo caso, estamos hablando en todo momento de viviendas construidas antes de la entrada en vigor del código técnico de la edificación, de 2006. Los que se construyeron después no deberían tener este tipo de problemas.

(FUENTE IDEALISTA.COM)

Publicado en Reformas

Seis formas asequibles de aumentar el valor de tu casa

Todos los años se invierten millones de euros en mejorar viviendas unifamiliares para aumentar su valor en el mercado y posteriormente venderla o alquilarla, tratando de sacar el mayor beneficio posible de las mejoras realizadas. Pero ¿realmente vale la pena invertir tanto dinero en una vivienda para después no disfrutar de las obras?

Aquí van algunos ejemplos de proyectos ideados para aumentar el valor de las casas, según los datos proporcionados por Zaask

La puerta de entrada

En una vivienda unifamiliar, es importante que la puerta esté en buen estado a nivel estético y que garantice la seguridad en el hogar.

Tienes la posibilidad de comprar una puerta y contratar a un profesional que te la instale o dejar que realice todo el trabajo el profesional, incluida la adquisición de materiales. Esta segunda opción es más costosa que la primera, pero te ahorra tener que comprar la puerta y evita que puedas adquirir un producto que no se ajusta exactamente a lo que tu vivienda necesita.

Aislar la vivienda

Especialmente si en la parte del ático hay habitaciones o si se trata de una vivienda antigua. Una casa que esté bien aislada ahorra entre un 10% y un 50% en gastos de electricidad y calefacción y garantiza que la vivienda tenga una buena temperatura, tanto en los meses con más frío como en los más calurosos. Que la casa esté bien aislada es fundamental para que una persona desee comenzar a vivir en ella.

Cambiar la puerta del garaje

Las puertas de garaje de hoy en día son mucho más fuertes, seguras y aíslan mejor que las puertas construidas hace solo 15 años. Una nueva puerta funcionará mejor, dará más seguridad a la vivienda y hará el exterior de tu casa más atractivo.

Cambiar las ventanas

La sustitución de las ventanas no sólo mejora el valor de la vivienda, sino que le da muchos puntos al poder asegurar a la persona que la compre que el precio de la casa le asegura la mejor calidad y será recuperado con todo lo que se va a ahorrar en facturas.

Si has cambiado las ventanas hace poco, no está demás revisar que continúen aislando bien, realizando una revisión de mantenimiento, que puede incluir también el resto de la casa.

Pequeños cambios en la cocina

Que la casa tenga una buena cocina suele ser uno de los requisitos más solicitados por una persona que desea comprar una vivienda. Su reforma abarca tantos aspectos como te puedas imaginar y el presupuesto se podrá ajustar dependiendo de lo que desees mejorar.

Puedes hacer pequeños cambios (pero no por ello menos importantes) como cambiar los armarios, sustituir la encimera, instalar una placa de inducción, pintar la pared con algún color cálido o cambiar el suelo.

Arreglar el jardín

Si cuentas con un espacio exterior y últimamente has dejado de cuidarlo, ten en cuenta que el jardín es lo primero que se ve cuando alguien llega a la vivienda (a no ser que se encuentre en la parte trasera). Es fundamental que esté en buen estado, hace que la casa sea más acogedora y facilita el aprovechamiento del terreno del que se dispone.

Si es verano, no lo dudes y planta flores que den un toque de color y alegría al exterior de la vivienda. Un pequeño cambio puede conllevar una gran diferencia.

(Fuente idealista.com)

Publicado en Negocios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies POLITICA DE COOKIES