Blog

 

En nuestro BLOG conseguirás siempre información importante, util e interesante del medio inmobiliario

¿Qué garantías se pueden pedir al inquilino además de la fianza?

El Gobierno aprobó el mes pasado un real decreto conmedidas urgentes en materia de vivienda con el fin introducir cambios en la actividad del alquiler.

Una de las medidas es que el arrendador no podrá exigir al inquilino como fianza un importe mayor a dos meses de la renta mensual del alquiler (excepto en contratos de larga duración).  En otras palabras, la reforma limita las garantías exigibles en cumplimiento del contrato de alquiler a un máximo de tres mensualidades de renta: fianza y dos meses de garantía adicional.

Sin embargo, algunos expertos dicen que esta medida es insuficiente, ya que el impago por parte del inquilino podría traer muchos problemas al arrendador. Por ejemplo, hay que tener en cuenta queel desalojo de un inquilino moroso enEspaña puede tardar 11 meses. Durante este tiempo el inquilino iría acumulando meses de impago, lo que terminarían perjudicando bastante al propietario de la vivienda.

Pero hay una alternativa para paliar esta problemática: pedir al arrendatario que cuente con un fiador solidario. 

¿Qué es un fiador solidario?

Se trata de solicitar al inquilino una persona para que sea su fiador solidario o avalista. Esta garantía no implica el desembolso por el inquilino o su fiador a la hora de firmar el contrato de alquiler.  En caso de impago, el arrendador puede reclamar la deuda a ambos. Al tener que hacer frente los dos a la misma, habría más posibilidades de que sea saldada.

Además, el fiador solidario está obligado a cumplir con las obligaciones del inquilino si este incumple el contrato.

(Fuente vivados)

Publicado en Alquiler

3 de cada 4 caseros alquilan su vivienda pidiendo sólo el mes de fianza

El 76,8% de los propietarios de viviendas anunciadas en idealista no reclaman una garantía extra por arrendarlas. En el 20,8% de los anuncios se pide, además del mes de fianza, un depósito equivalente a un mes de renta, mientras que en el 2,4% la garantía llega a los 2 o más meses extra.

Aunque según la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) sólo se debe exigir el adelanto de un mes como fianza, la ley permite que ambas partes fijen otras garantías adicionales para asegurar el cumplimiento del contrato, que es donde se encuadran estos depósitos extra que solicitan los propietarios.

En un total de 15 capitales más del 90% de propietarios pide un solo mes de fianza, siendo Ciudad Real donde ese porcentaje es mayor: 97,1%. Le siguen Jaén (95,4%), Salamanca (95,2%) y Granada (95%). A continuación se sitúan Cáceres (94,6%), Córdoba (94,4%), Cádiz (94,3%), Santander (93,8%), Lleida (93,1%), Sevilla (92,8%), Ourense (92,5%), Badajoz (92,5%), Albacete (92,2%), Lugo (91%) y Cuenca (90,6%).

En este sentido, las ciudades con mercados más dinámicos y aquellas en las que el stock es ya muy reducido, son también donde más propietarios piden un depósito de un mes adicional. Se trata de Barcelona (el 36,8%), Vitoria (33,3%), Pamplona (29,6%) y Palma (28,5%). En Madrid el 23% de las ofertas de alquiler exigen esa garantía.

El hecho de pedir 2 o más meses como depósito no es en absoluto común, aunque sea más visible en algunas ciudades que en otras. La mayor incidencia se da en Vitoria, donde el 5,8% de los propietarios pide estas garantías extra, seguido por Palma (5%), San Sebastián (4,4%), Madrid (3,8%), Soria (3,6%) y Barcelona (3,5%).

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “estos datos dejan claro lo que hace tiempo veníamos anunciando: los propietarios quieren reducir al máximo los riesgos que asumen. Aún así, en la mayor parte de España no se exigen requisitos adicionales y parece que la relación entre propietarios e inquilinos está equilibrada.

El que los mercados en los que la oferta es menor que la demanda sean los que más garantías exigen al inquilino demuestra esta aversión al riesgo y sirve de aviso de lo que sucedería en el caso de que desde las administraciones se merme aún más la seguridad de los arrendadores: buscarían la forma de proteger sus bienes o, de no ser posible, los pondrían en venta, lo que reduciría aún más la oferta disponible y aumentaría significativamente los precios”.

Metodología: Para la elaboración de este estudio se han sumado aquellos propietarios que no piden garantías explícitas y los que piden expresamente un 1 mes de fianza, ya que el resultado en ambos casos es el mismo: un mes de fianza. El resto de datos son los declarados por los anunciantes en sus anuncios.

(Fuente Idealista.com)

Publicado en Alquiler

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies POLITICA DE COOKIES