Blog

 

En nuestro BLOG conseguirás siempre información importante, util e interesante del medio inmobiliario

Mostrando artículos por etiqueta: alquileres

El gobierno contra los propietarios de vivienda

El Gobierno de PSOE y Podemos lanza la mayor ofensiva contra la propiedad privada de la democracia actual. Cuando España es un país de propietarios de viviendas rondando entorno al 80% de la población.

El Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo ha implementado tres medidas;

La prohibición de desahucios

Es la primera y más importante. PSOE y Podemos aprovecharon el estallido de la pandemia en el mes de marzo para suspender los desalojos por impago de alquiler.

A diferencia de lo que han hecho muchos otros países, cuyos gobiernos han concedido prestaciones y ayudas a los afectados para que puedan seguir pagando sus rentas, el Gobierno optó aquí por derivar el coste de la crisis hacia los propietarios, de modo que estos tengan que asumir obligatoriamente las pérdidas causadas por la morosidad de sus inquilinos. Medida que durará como mínimo 14 meses después de que el Consejo de Ministros haya prolongado hasta el 9 de mayo de 2021 la suspensión de los desahucios.

Los propietarios no podrán recuperar su vivienda en caso de morosidad o finalización de contrato de alquiler, siempre y cuando sus inquilinos sean considerados “vulnerables” y no dispongan de una “alternativa habitacional” por parte de la Administración.

La categoría de “vulnerable” engloba a parados, afectados por ERTE, familias cuyos ingresos no superen, como mínimo, los 1.613 euros al mes o que el pago del alquiler y los suministros básicos (electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua, telecomunicaciones y comunidad) supongan el 35% o más de los ingresos netos de la unidad familiar.

Esta medida supone una expropiación temporal de viviendas. Tanto es así que hasta el Gobierno establece en el Real Decreto una compensación a los propietarios afectados, si las comunidades autónomas no ofrecen a los inquilinos una “vivienda digna” en el plazo de tres meses desde que queda acreditada su vulnerabilidad económica.

Cortes de suministros

Y sucede lo mismo con los cortes de suministros básicos. Los propietarios de los inmuebles tendrán que hacer frente a las facturas de luz, agua y calefacción de sus inquilinos morosos durante el tiempo que dure la suspensión de los desahucios, tanto si tienen contrato como si no. Es decir, tampoco podrán cortar los suministros a los okupas.

Legalización de okupas

Por si fuera poco, el real decreto aprobado por el Gobierno extiende la prohibición de los desahucios a los okupas si se hacen con viviendas vacías de grandes tenedores (propietarios de más de diez inmuebles), aunque estos podrán solicitar una compensación si demuestran que la suspensión del lanzamiento les ha ocasionado un perjuicio económico “al encontrarse la vivienda ofertada en venta o arrendamiento con anterioridad a la entrada en el inmueble”. Es decir, sólo podrán reclamar justiprecio en determinados casos, excluyendo así muchas viviendas vacías.

Según denuncia la Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler (Asval), esto “supone la legalización de la ocupación ilegal, lo que va a convertir a España en el único país avanzado que permite este tipo de prácticas fuera de la ley y peligrosas”.

Precio máximo de alquileres

Hay dos propuestas que se podrían materializar en los próximos meses;

– Por un lado, la fijación de un precio máximo en los alquileres de zonas calificadas como “tensionadas” a través de la futura Ley de Vivienda. Este tipo de controles ya se ha intentado aplicar en otros países y ha resultado un rotundo fracaso.

– La Agencia Negociadora del Alquiler advierte de que es “una medida puramente ideológica, contraria al libre mercado de alquiler, donde los pequeños propietarios particulares, que son más del 90% del sector, se van a ver perjudicados y muchos de ellos preferirán cerrar sus viviendas al alquiler”.

Expropiación de pisos vacíos

Existe la posibilidad de penalizar a los propietarios de viviendas vacías mediante nuevas cargas fiscales. De hecho, Podemos va incluso más allá y habla abiertamente de la posibilidad de expropiar, de forma temporal o definitiva, e incluso confiscar, sin indemnización posible, los inmuebles vacíos de grandes tenedores de vivienda.

(fuente inmonews.es)

Publicado en Alquiler

Manual antiokupa: ¿Cómo evitar la okupación de mi casa?

La crisis socioeconómica generada por la pandemia ha hecho que muchas familias hayan tenido que recurrir a la okupación ilegal de inmuebles vacíos para tener un lugar donde vivir. Lo mismo ocurrió hace más de una década, a raíz de la burbuja inmobiliaria y la posterior crisis económica, que dejó a miles de familias en situación de vulnerabilidad y sin poder hacer frente a sus pagos de hipotecas o alquileres.

A pesar de que la situación actual ha contribuido a ello, el Ministerio del Interior asegura que actualmente el perfil de okupante ilegal es el de personas que pertenecen a organizaciones y grupos criminales que se dedican a la usurpación de viviendas para venderlas o alquilarlas de forma fraudulenta.

Aunque respecto al año pasado las okupaciones en España han aumentado solo un 5%, la proliferación de este mercado inmobiliario ilegal preocupa al Gobierno, que ha hecho públicas en varias ocasiones varias pautas a seguir para evitar que los allanamientos ilegales sigan creciendo. Sin embargo, se trata de una tarea complicada, ya que existen auténticas mafias detrás de este fenómeno e, incluso, circulan por la red manuales que explican con todo lujo de detalles trucos para acceder a una vivienda de forma relativamente fácil.

Para evitar que se produzcan estas situaciones es necesario seguir una serie de pautas y consejos:

  1. Alquilar la vivienda

La mejor solución para evitar la okupación ilegal en una vivienda que está vacía es alquilarla. Además de que así se saca un rendimiento económico y se favorece el acceso a la vivienda a otras personas, es menos probable que se allane un inmueble que está habitado. En cualquier caso, hay que intentar evitar que se sepa que está en alquiler, ya que los okupas suelen buscar qué pisos están desocupados, ya sea a través de portales inmobiliarios, o de anuncios colgados en la misma finca.

  1. Visitar la vivienda con frecuencia

En el caso de que no se quiera o no se pueda alquilar el inmueble, es recomendable visitarlo de forma regular para limpiarlo, regar las plantas, vaciar el buzón, encender y apagar las luces, y subir y bajar las persianas, entre otras cosas. Así, además de mantenerlo en buenas condiciones, dará la sensación de que hay gente viviendo en él.

  1. Temporizadores eléctricos

Si no se puede visitar la vivienda con frecuencia es recomendable recurrir a temporizadores eléctricos que a una determinada hora permitan que las luces se enciendan y que a la mañana siguiente, o al cabo de unas horas, se vuelvan a apagar. Para ello, será importante dejar las persianas medio abiertas, para que parezca que hay movimiento en el interior.

  1. Vecinos y amigos

Los vecinos y amigos serán de gran ayuda en el caso de que no podamos ir a la vivienda y no queramos dejarla demasiado tiempo sola. Se pueden dejar las llaves a personas de confianza que vayan una vez por semana o cada diez días a ver que todo sigue en orden, y que aprovechen para vaciar el buzón, regar las plantas y encender las luces. Por norma general, los pisos más susceptibles de ser okupados son los que pertenecen a bloques en los que hay pocos vecinos.

  1. Vigilancia

Los edificios en los que hay cámaras o sistemas de seguridad, así como servicio de conserjería, suelen sufrir menos allanamientos de morada ilegales. Por este motivo, en caso de que no se disponga de ellos, es importante convencer a la comunidad y al administrador de fincas de la importancia de instalar estos sistemas o de contratar un servicio de conserjería.

  1. Alarma

Las alarmas dentro de casa también son una solución para evitar okupas. Algunas cuentan con sistemas integrales de videovigilancia para controlar en todo momento los movimientos que haya, tanto en la entrada de la vivienda como en su interior. La mayoría están directamente conectadas con la policía, que, en caso de intento de allanamiento, acudirá de inmediato al lugar.

  1. Puertas de seguridad

Instalar una puerta blindada es básico para evitar que entren personas ajenas a la propiedad. Suelen estar fabricadas con metales de alta resistencia y cuentan con sistemas de cerraje que hacen que su apertura a la fuerza sea casi imposible.

  1. Evitar dar demasiada información

La información que se comparte en las redes sociales suele ser muy peligrosa, ya que muchas personas publican que se han ido de vacaciones y que, por lo tano, que han dejado su vivienda vacía.

Tampoco es recomendable dejar encendido el contestador automático del teléfono fijo, ya que si salta muchas veces se puede llegar a la conclusión de que no hay nadie en casa. Siempre se puede optar por desviar las llamadas al teléfono móvil.

  1. Controlar los objetos de valor

Si hay objetos de valor en casa es importante hacer un inventario en el que aparezca el número de serie, la marca, el modelo y la descripción de cada uno de ellos. También podemos dejárselos a alguien de confianza o comprar una caja fuerte donde estén a salvo.

  1. Seguro de hogar

A pesar de que los seguros de hogar no van a impedir un allanamiento de morada ilegal, sí que pueden incluir ciertas coberturas relacionadas con la vigilancia y la protección urgente de la vivienda. También ofrecen asistencia legal en caso de tener que denunciar una okupación y reparación de los desperfectos que la situación haya podido ocasionar.

(FUENTE FOTOCASA.ES)

Publicado en Alquiler

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies POLITICA DE COOKIES