Blog

 

En nuestro BLOG conseguirás siempre información importante, util e interesante del medio inmobiliario

Mostrando artículos por etiqueta: vivienda

Seis formas asequibles de aumentar el valor de tu casa

Todos los años se invierten millones de euros en mejorar viviendas unifamiliares para aumentar su valor en el mercado y posteriormente venderla o alquilarla, tratando de sacar el mayor beneficio posible de las mejoras realizadas. Pero ¿realmente vale la pena invertir tanto dinero en una vivienda para después no disfrutar de las obras?

Aquí van algunos ejemplos de proyectos ideados para aumentar el valor de las casas, según los datos proporcionados por Zaask

La puerta de entrada

En una vivienda unifamiliar, es importante que la puerta esté en buen estado a nivel estético y que garantice la seguridad en el hogar.

Tienes la posibilidad de comprar una puerta y contratar a un profesional que te la instale o dejar que realice todo el trabajo el profesional, incluida la adquisición de materiales. Esta segunda opción es más costosa que la primera, pero te ahorra tener que comprar la puerta y evita que puedas adquirir un producto que no se ajusta exactamente a lo que tu vivienda necesita.

Aislar la vivienda

Especialmente si en la parte del ático hay habitaciones o si se trata de una vivienda antigua. Una casa que esté bien aislada ahorra entre un 10% y un 50% en gastos de electricidad y calefacción y garantiza que la vivienda tenga una buena temperatura, tanto en los meses con más frío como en los más calurosos. Que la casa esté bien aislada es fundamental para que una persona desee comenzar a vivir en ella.

Cambiar la puerta del garaje

Las puertas de garaje de hoy en día son mucho más fuertes, seguras y aíslan mejor que las puertas construidas hace solo 15 años. Una nueva puerta funcionará mejor, dará más seguridad a la vivienda y hará el exterior de tu casa más atractivo.

Cambiar las ventanas

La sustitución de las ventanas no sólo mejora el valor de la vivienda, sino que le da muchos puntos al poder asegurar a la persona que la compre que el precio de la casa le asegura la mejor calidad y será recuperado con todo lo que se va a ahorrar en facturas.

Si has cambiado las ventanas hace poco, no está demás revisar que continúen aislando bien, realizando una revisión de mantenimiento, que puede incluir también el resto de la casa.

Pequeños cambios en la cocina

Que la casa tenga una buena cocina suele ser uno de los requisitos más solicitados por una persona que desea comprar una vivienda. Su reforma abarca tantos aspectos como te puedas imaginar y el presupuesto se podrá ajustar dependiendo de lo que desees mejorar.

Puedes hacer pequeños cambios (pero no por ello menos importantes) como cambiar los armarios, sustituir la encimera, instalar una placa de inducción, pintar la pared con algún color cálido o cambiar el suelo.

Arreglar el jardín

Si cuentas con un espacio exterior y últimamente has dejado de cuidarlo, ten en cuenta que el jardín es lo primero que se ve cuando alguien llega a la vivienda (a no ser que se encuentre en la parte trasera). Es fundamental que esté en buen estado, hace que la casa sea más acogedora y facilita el aprovechamiento del terreno del que se dispone.

Si es verano, no lo dudes y planta flores que den un toque de color y alegría al exterior de la vivienda. Un pequeño cambio puede conllevar una gran diferencia.

(Fuente idealista.com)

Publicado en Negocios

¿Qué tener en cuenta antes de comprar una vivienda en 2018?

Muchos expertos coinciden en que 2018 es un buen año para comprar una vivienda. Sin embargo, siempre es bueno contar con una serie de consejos antes de embarcarse en una decisión tan importante, sobre todo si es la primera vez que vas a adquirir una.

En este artículo te damos algunas pautas para que te ayuden durante todo el proceso. 

A la hora de elegir tu hogar…

Piensa en qué tipo de vivienda se adapta mejor a tus necesidades.

De las tipologías de inmuebles existentes, tienes que optar por la que mejor se adapte a tus necesidades: piso, casa, dúplex, apartamento… Para ello debes tener claro qué objetivos buscas al comprar una vivienda y mirar hacia el futuro, ¿aumentará la familia? ¿Tienes un trabajo a largo plazo para el cual la ubicación es favorable? 

Examina la ubicación y el entorno.

Según dichas necesidades, tendrás que conocer bien la ubicación y el entorno del inmueble. ¿Cómo es el barrio? ¿Qué instalaciones hay cerca? ¿Hay un buen acceso a colegios, hospitales y centros comerciales?

Comprueba que la ubicación tiene buena combinación, en cuanto al transporte, hacia lugares a los que necesites ir frecuentemente y calcula los tiempos de desplazamiento.

Y para evitar sorpresas, visita siempre el barrio tanto de día como de noche y en diferentes horarios. De esta forma podrás comprobar el tráfico, el nivel de tranquilidad de la zona y otros factores que influirán en tu día a día. 

Evalúa el estado del inmueble y las posibilidades de revalorización.

Hay que prestar atención al estado del inmueble (sobre todo si es vivienda de segunda mano o antigua). Examina las instalaciones.  

Además estudia la posibilidad de que la vivienda pueda revalorizarse. Para ello, es conveniente recabar información sobre los posibles proyectos urbanísticos previstos para la zona. 

A la hora de contratar la hipoteca…

Antes de comprar la vivienda será de ayuda conocer algunos aspectos económicos.

La viabilidad financiera es de suma importancia. A la hora de contratar una hipoteca hay que comparar las diferentes opciones que ofertan las entidades bancarias. Asimismo, hay que estudiar esta decisión en función de los ahorros de los que dispongas, a qué préstamo podrás acceder con tus ingresos (se aconseja que la cuota mensual de una hipoteca no supere el 30%) y no olvides que habrá otros gastos (comunidad, reformas, etc.). 

¿Elegir una hipoteca fija o variable?

El tipo de hipoteca a elegir debe ajustarse a tu perfil. Por ejemplo, si cuentas con un sueldo estable y quieres pagar siempre lo mismo, elige una hipoteca fija. No obstante, si prevés subidas salariales en los próximos años, actualmente puede ser conveniente la hipoteca variable porque al comienzo se pagará menos. Además, se estima que el Euríbor seguirá en negativo por lo menos durante todo este año.

En esta elección no hay que precipitarse y si es necesario, pide asesoramiento. Piensa que una hipoteca suele rondar los 20 o 30 años y que durante este plazo pueden cambiar muchas cosas. Antes de firmar, lee muy bien todas las cláusulas y resuelve todas tus dudas

Busca asesoramiento de profesionales.

Contar con asesoramiento inmobiliario tiene muchas ventajas. Las inmobiliarias y los API’s (Agentes de la Propiedad Inmobiliaria) actúan como intermediaros entre comprador y vendedor y te ahorrarán mucho tiempo en la búsqueda de la vivienda. Igualmente, ellos conocen el mercado, los procedimientos a seguir para garantizar el éxito de la compraventa y están capacitados para realizar las negociaciones pertinentes. 

Y si ya has decidido…

Si has encontrado tu vivienda y, después de estudiarlo, consideras que tus condiciones económicas son las adecuadas, adelante. No dejes pasar una buena oportunidad.

(Fuente vivados.es)

Publicado en Compras

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies POLITICA DE COOKIES